La Inteligencia Artificial promete mejorar la detección temprana del cáncer de pulmón

La Inteligencia Artificial promete mejorar la detección temprana del cáncer de pulmón

Un grupo de cinetíficos del Hospital General de Massachusetts y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ahn desarrollado una tecnología de inteligencia artifical (IA) para la detección temprana del cáncer de pulmón.

Capacidad de detección temprana del cáncer de pulmón.

En el estudio publicado, los investigadores demostraron que una red neuronal profunda entrenada para detectar la malignidad pulmonar en tomografías computarizadas de baja dosis (LDCT) puede identificar el 5% de los casos de cáncer de pulmón en una población de alto riesgo. Esta capacidad podría permitir la detección temprana del cáncer de pulmón, lo que a su vez mejoraría la efectividad del tratamiento y salvaría vidas.

Actualmente, el cribado del cáncer de pulmón se realiza mediante la evaluación visual de las imágenes de la tomografía computarizada por parte de los radiólogos. Sin embargo, los tumores tempranos pueden ser difíciles de detectar. Por lo tanto, la IA puede ser una herramienta valiosa para mejorar la precisión de los diagnósticos y la detección temprana de la enfermedad.

El modelo utiliza una combinación de datos de imágenes médicas y registros de salud electrónicos para identificar patrones en los pulmones que pueden indicar la presencia de células cancerosas en etapas tempranas.

Entrenamiento de la Inteligencia Artifical

El modelo de IA fue entrenado con datos de más de 4,000 pacientes que se sometieron a tomografías computarizadas (TC) de tórax y cuello en el hospital durante un período de varios años. Los datos también incluyen información sobre los registros de salud electrónicos de los pacientes, como su historial de tabaquismo, edad, género y otros factores de riesgo.

Los investigadores probaron el modelo con un grupo de pacientes que no habían sido diagnosticados con cáncer de pulmón en el momento de la TC y pudieron predecir con precisión quiénes desarrollarían la enfermedad en el futuro. Además, el modelo superó a los radiólogos humanos en la detección de cáncer de pulmón en las imágenes de TC.

Esta tecnología tiene el potencial de mejorar la detección temprana del cáncer de pulmón y reducir las tasas de mortalidad asociadas con esta enfermedad. Además, estas tecnologías de IA también podrían aplicarse a otros tipos de cáncer para mejorar la detección temprana y el tratamiento.

Aunque aún hay desafíos que enfrentar antes de que estas tecnologías puedan ser ampliamente adoptadas, como la necesidad de estudios adicionales para validar los resultados y la implementación costosa y que requiere un gran esfuerzo en la práctica clínica, los beneficios potenciales de la detección temprana del cáncer de pulmón son enormes y podrían tener un impacto significativo en la salud pública.

Lee el artículo original